RRHH

¿Qué es el contrato de prácticas?

Publicado el: 08/06/2022

¿Quieres contribuir a adolescentes que se inician en el mundo laboral a la par que lograr beneficios para tu empresa? Si la contestación es afirmativa, puede que te interese saber más acerca del ya conocido contrato de prácticas.

El contrato de prácticas es un instrumento óptima para atraer el mejor ingenio chico a tu compañía. Es un tipo de modalidad contractual que sirve para regular el parentesco entre un trabajador y una compañía, orientado a expertos que se encuentren dando sus primeros pasos en su área o sector.

Saber como gestionar esta clase de contrato es fundamental no solo para llevar a cabo con las pautas que establecen las leyes laborales y el Estatuto de los Trabajadores, sino pues reporta enormes beneficios en términos de productividad.

¿Qué es un contrato de prácticas?

Esta clase de contrato es un convenio profesional que tiene como fin conceder práctica profesional a un trabajador según con su grado de estudios.

Es fundamental no confundirlo con el acuerdo de prácticas (aquel que está establecido con una universidad o escuela y podría ser o no remunerado) o el contrato de formación (aquel en el cual el trabajador no posee por qué tener una titulación relacionada con el puesto de trabajo).

Para lograr dar un contrato de prácticas, los candidatos al puesto tienen que juntar estos requisitos:

  • Tener un título universitario, de formación profesional o de nivel medio o preeminente, un certificado de profesionalidad o estudios iguales. Para demostrarlo, tendrá que dar una fotocopia de dicho título a la organización.
  • Que a partir de la obtención de su título no hayan pasado bastante más de 5 años. Aunque, si el candidato tiene menos de 30 años, esta regla no es aplicable.
  • No haber trabajado con contrato de prácticas a lo largo de 2 años, en cualquier organización.

Para saber cuánto tiempo ha estado contratado un trabajador y bajo qué modalidad de contrato, solo se debe pedir esa información al Servicio Público de Trabajo (SEPE).

Propiedades de un contrato de prácticas

Los contratos de prácticas, como cualquier otro, se formalizan por escrito, especificando la titulación del trabajador, lo cual va a durar dicho contrato, el puesto de trabajo que se va a emplear, las horas de dicho trabajo y el reparto de estas si la jornada laboral es parcial (ya que podría ser parcial o a tiempo completo). Una vez elaborada la formalización, la organización tiene un plazo de 10 días para comunicarla al SEPE.

La duración del contrato de prácticas debería ser por lo menos de 6 meses y como más alto de 2 años. Tienen la posibilidad de hacer hasta 2 prórrogas (que no tienen que ser inferiores al lapso del contrato original) si el contrato inicial era menor a los 2 años, debido a que, en general, no puede sumar más que aquello. En caso de baja, se interrumpirá el cómputo de la duración del contrato y, si al llegar finalmente del contrato, el trabajador continúa prestando sus servicios, dicho contrato se entenderá como prorrogado automáticamente.

No obstante, en esta forma además existe el lapso de pruebas, que implica un mes si el candidato tiene una titulación de nivel medio o certificado de profesionalidad grado 1 y 2, o de 2 meses si tiene un nivel preeminente o certificado de profesionalidad 3.

Referente a la retribución, no va a poder ser inferior al 60% del sueldo fijado para un trabajador que desempeñe el mismo trabajo y no tenga contrato de prácticas. Para ser más precisos, va a ser del 60% el primer año y del 75% el segundo. Si la jornada es a tiempo parcial, el sueldo se deberá minimizar en funcionalidad a las horas que se trabaje. En otras palabras lo mínimo que el empleado con contrato de prácticas debería recibir, empero la compañía puede incrementar el porcentaje en el tamaño que desee. Aquello sí, jamás podría ser inferior al Sueldo Mínimo Interprofesional.

El contrato se dará por culminado una vez que finalice el lapso que se estableció en el instante de la formalización de este. No obstante, tanto la organización como el trabajador tienen la posibilidad de ofrecer por finalizado el contrato con 15 días de preaviso si dicho contrato es mayor a 1 año (si este aviso no se desarrolla, la compañía u el trabajador perderán aquellos 15 días de salario/trabajo).

Además se va a poder situar punto y final al contrato si el candidato no supera el lapso de pruebas o si se genera un despido disciplinario o un despido por razones objetivas (el exclusivo que impone a la compañía a compensar al trabajador con 20 días de sueldo por año trabajado).

Va a ser entonces una vez que tenga que entregarse el certificado de prácticas al trabajador, que tendrá que integrar la duración de estas, el puesto de trabajo ocupado y las labores que se han desempeñado.

Es fundamental considerar que con esta clase de contrato el trabajador no posee derecho a ningún tipo de compensación (a menos que se genere un despido por razones objetivas), empero sí que cotiza (es mencionar, va a tener derecho a paro). Además puede solicitar un total de 30 días de vacaciones por todos los años trabajado y contar el lapso del contrato de prácticas en el momento de computar la antigüedad en la organización.

Beneficios del contrato de prácticas

Previo a dialogar de las responsabilidades que tiene la compañía para con los trabajadores con contratos de prácticas, enumeremos las ventajas que se derivan de dichos.

Dar un contrato de prácticas implica a la compañía diversos beneficios en la contratación de ciertos trabajadores. Si la compañía da un contrato de prácticas a personas con un nivel de discapacidad más grande o igual que el 30%, gozará de la reducción del 50% en la cuota de la Seguridad Social por contingencias habituales.

Si la organización da un contrato de prácticas a desempleados contratados en C.E.E., obtendrá una bonificación del 100% de la integridad de la aportación empresarial.

Por otro lado, la probabilidad de disponer de planes de carrera o planes de formación que contemplen los contratos en prácticas, son una sobresaliente fuente de negociación a lo largo de un proceso de averiguación de ingenio. En especial si nos enfocamos en expertos sin vivencia, nuestra organización puede transformarse en una enorme fuente de incremento y desarrollo de profesionales en la zona.

Todo lo mencionado se traduce en una mejoría constante no solo del confort gremial en la organización sino en el employee branding que es tan productivo, ejemplificando, una vez que hacemos inbound recruiting y deseamos tener a raya la tasa de rotación y evadir el job hopping.

Contrato de prácticas, obligaciones de la compañía

Solo lo que tiene que hacer la compañía una vez que da un contrato de prácticas, además de aseverarse de que el candidato cumpla con sus requisitos y obligaciones y notificar al SEPE la formalización de su contrato, es lo próximo:

  • Dar al trabajador un pues le posibilite lograr la práctica y vivencia profesional que le corresponda, según su grado de estudios. O sea, que desarrolle uno o más conocimientos de los adquiridos a lo largo de su formación académica.
  • Ajustar las funcionalidades del trabajo a la titulación del trabajador.
  • Solicitar la fotocopia del título, que acreditará el grado de estudios y la validez del contrato de prácticas.

Es además responsabilidad de la compañía informar a los trabajadores con contratos de prácticas de cada una de las vacantes a otros puestos accesibles en la organización, para dar de esta forma equidad de oportunidades.

Noticias destacadas

Dudas sobre la baja por depresión

Dudas sobre la baja por depresión

El estado anímico y la salud psicológica de los trabajadores tienen la posibilidad de influir gravemente a su rendimiento, hasta el punto de...

¡Descubre Nivimu de la mano de nuestros expertos!

En sólo 30 minutos, te guiaremos a través de nuestra solución y resolveremos cualquier duda que surja en el camino. 

Presentación del software

Ventajas para tu negocio

Personalización a tu medida