employer-branding

Employer Branding ¿cuento chino o de verdad verdadera?

Employer Branding es la concepción de nuestra marca más allá del consumidor final. Es la imagen que perciben nuestros trabajadores y los posibles nuevos candidatos.

Employer Branding, ¿qué es?

Si estás intentando captar nuevo talento para tu empresa seguro que has oído más de una vez el concepto Employer Branding. El Employer Branding es la marca de nuestra empresa; pero no desde el punto de vista del público final o del cliente, sino desde la imagen que tienen nuestros empleados de ella, tanto presentes como futuros. Tener una buena estrategia de Employer Branding significa ser una empresa atractiva para el nuevo talento, con la capacidad de atraerlo hasta nosotros y después fidelizarlo.

Dada la gran cantidad de competidores que nos encontramos hoy en día en el mercado, las empresas necesitan contar con profesionales altamente cualificados que les ayuden a crecer. En este contexto, nos encontramos que cada vez es más difícil encontrar a profesionales con las cualidades que nosotros necesitamos. Existen más medios al alcance de las personas con los que poder informarse sobre la empresa y determinar si realmente les interesa o no formar parte de ella.

El objetivo de tener una buena estrategia de Employer Branding es que nuestra empresa sea percibida como un lugar óptimo para trabajar. Para ello, es necesario que tanto nuestros empleados como los potenciales candidatos puedan captar nuestra cultura empresarial y las políticas y procesos de recursos humanos.

¿Por qué es importante?

Estamos viendo como en estos últimos años la transformación digital se ha convertido en un aspecto fundamental para las empresas. Lo que en un principio solo preocupaba a las grandes corporaciones, ahora también inquieta a las pequeñas y medianas empresas. Cada vez se invierte más tiempo y dinero en formar un equipo con las habilidades y conocimientos necesarios para desarrollar e implementar una buena estrategia de transformación digital. De este modo, se ha empezado una guerra para atraer el talento y conseguir los mejores profesionales que les sitúen en el podio.

Toda empresa que desee ser competitiva y entrar en esta guerra por el mejor profesional deberá cuidar su imagen en Internet. Las publicaciones en los perfiles de las redes sociales y la información que comparten los empleados en Internet son fundamentales para crear una buena imagen de la compañía.

Hoy en día los candidatos tienen a su alcance toda la información que necesitan sobre las empresas a un solo clic. Buscan en Google y en las redes sociales información de la compañía y consultan opiniones de otros trabajadores. En definitiva, se forman una opinión previa antes de inscribirse en una oferta de trabajo.

Factores esenciales en el Employer Branding

El primer paso para desarrollar una buena estrategia de Employer Branding es construir una base sólida en el interior de la empresa. Aumentar la satisfacción laboral de los empleados y cuidar el clima laboral contribuirá a que recomienden la organización a sus conocidos y familiares.

Además, la empresa deberá transmitir a sus empleados los verdaderos valores de la compañía. El Employer Branding no es solo fachada, sino que es el pilar que sustenta a la organización. Por ello, es esencial que la honestidad y la transparencia formen parte de esta cultura organizacional que los empleados se encargarán de transmitir a posibles nuevos talentos.

Por otro lado, desde el punto de vista externo de la empresa, hay que cuidar los perfiles de las redes sociales. Desarrollar una buena estrategia de comunicación puede resultar la manera más efectiva para atraer a nuevos profesionales. Es importante transmitir los valores corporativos, generar contenidos atractivos y sobre todo mantener los perfiles actualizados en todo momento.

Empieza por la transformación digital

Como hemos comentado anteriormente, el Employer Branding comienza con la transformación digital de las empresas. Hoy en día es fundamental que las organizaciones digitalicen todos sus procesos para poder perdurar en el tiempo. Pero poder conseguir esto de forma exitosa dependemos de dos factores: un equipo formado por grandes profesionales y un software que te facilite todo el proceso de digitalización.

Lo primero ya hemos descubierto cómo se consigue a través de una estrategia de Employer Brading. Y para conseguir el segundo necesitamos una buena aplicación que nos permita automatizar los procesos más cotidianos de la compañía.

Un ejemplo de este tipo de software es Nivimu. Una aplicación de gestión de recursos humanos, que gracias a sus numerosos módulos podemos crear turnos de manera automatizada, gestionar a todo el personal de la empresa desde un único lugar y, entre otras cosas, generar informes de business intelligence que nos facilitarán la toma de decisiones.

Recuerda que el Employer Branding no es una pose, tiene que ser consistente, como nos decía un niño pequeño. Tiene que ser de verdad, verdadera. Aquí no caben cantos de sirena ni cuentos chinos, lo que digas que eres como empresa se ha de cumplir, la imagen de empleador tiene que ser CONSISTENTE y VERDADERA.