Di no al síndrome postvacacional. Así lo puede evitar tu empresa

Agosto acaba y llega pisando fuerte septiembre. Es el mes de la vuelta a la rutina, del estrés, del reencuentro con los compañeros de trabajo (y más ahora que la mayoría de las empresas vuelven a la presencialidad) y también, ¿por qué no?, del llamado síndrome postvacacional. ¿Lo has sufrido alguna vez? ¿Es ya un habitual entre tus compañeros de trabajo? Atento, que en este artículo te explicamos cómo puede evitar tu empresa el temido síndrome postvacacional. 

Qué es el síndrome postvacacional

Acabar las vacaciones y volver de repente a la rutina trae consecuencias. Una de ellas es el síndrome postvacacional. Una encuesta de Adecco pone de manifiesto que uno de cada tres españoles sufre este trastorno, y el 66% restante sufre algunos de sus síntomas, aunque no llega a desarrollarlo por completo.

Se estima que este trastorno dura entre dos y tres semanas. Durante ese periodo de tiempo, el estado de ánimo del trabajador afecta a su rendimiento y, por lo tanto, al funcionamiento de la empresa y las ventas del negocio. 

Consejos para evitar el síndrome postvacacional

¿Se puede evitar el síndrome postvacacional? La respuesta es sí. Pero para ello, la planificación es clave y el sumar esfuerzos entre el personal de la empresa, también. 

Para evitar una vuelta brusca a la oficina y que el ánimo de tus empleados decaiga, lo aconsejable es disponer de una planificación adecuada. Por ejemplo, utilizar un software de gestión con un módulo de gestión de turnos operativos es básico para mantener a los trabajadores al tanto de sus jornadas laborales y evitar que el cambio de turnos les pille de sorpresa. 

Por otro lado, es preferible dedicar los primeros días a organizar reuniones internas con el personal. Repasar objetivos y tareas ayudará a fijar una planificación y a motivar a los empleados ante nuevos retos. Igualmente, te aconsejamos que fijes deadlines y fechas importantes para que nadie tenga que enfrentarse al abismo de una agenda sin planificar. Con una app como la de Nivimu es fácil acceder a la información interdepartamental y saber quién se ocupa de qué. Al aumentar la información, se incrementa también la productividad. 

Introducir novedades en la rutina también ayudará a afrontar la vuelta a la oficina. Por ejemplo, puedes ofrecer a los empleados algo más de flexibilidad en la entrada al trabajo, o una hora libre los viernes. Ya verás cómo lo agradecen. 

Ante todo, no olvides que los empleados son el alma máter de cada empresa. Cuida a los tuyos y ayúdales a hacer más llevadero el regreso a la rutina.